Normas comunitarias de Facebook

INTRODUCCIÓN

Cada día, las personas acuden a Facebook para compartir sus historias, ver el mundo a través de los ojos de los demás y conectarse con amigos y causas que les importan. Las conversaciones que ocurren en Facebook reflejan la diversidad de una comunidad de más de 2.000 millones de personas de diferentes países y culturas que se comunican en decenas de idiomas y publican tanto textos como fotos y videos.

Sabemos lo importante que es que las personas se sientan seguras al comunicarse en Facebook, por lo que nos tomamos muy en serio nuestra responsabilidad de mantener los abusos fuera de nuestro servicio. Por eso desarrollamos un conjunto de Normas comunitarias que describen qué se permite y qué no se permite en Facebook. Nuestras Normas se aplican en todo el mundo y a todos los tipos de contenido. Su diseño es exhaustivo, por lo que un contenido que podría no considerarse lenguaje que incita al odio podría eliminarse por infringir nuestras políticas sobre bullying.

El objetivo de nuestras Normas comunitarias es fomentar que las personas se expresen y crear un entorno seguro. Diseñamos nuestras políticas basándonos en opiniones de la comunidad y de expertos en áreas como tecnología y seguridad pública, así como en los siguientes principios:

Seguridad: las personas necesitan sentirse seguras para crear comunidades. Nuestro compromiso es eliminar contenido que incite a perpetrar daños reales, incluidos, entre otros, lesiones físicas, perjuicios económicos y daños emocionales.

Voz: nuestra misión es dar cabida a la diversidad de perspectivas. Optamos por permitir contenido de más, incluso cuando detectamos que es cuestionable para muchos, a menos que eliminar ese contenido evite un daño concreto. Además, en ocasiones permitiremos contenido que consideremos de interés, significativo o importante para el público, incluso si pudiese infringir de otro modo nuestras normas. Hacemos esto solo después de evaluar el interés para el público del contenido frente al riesgo de daño en el mundo real.

Equidad: nuestra comunidad es global y diversa. Nuestras políticas pueden parecer generales, pero esto es porque las aplicamos de forma sistemática y equitativa a una comunidad que trasciende regiones, culturas e idiomas. Como resultado, a veces nuestras Normas Comunitarias pueden parecer menos matizadas de lo que nos gustaría y esto puede conducir a un resultado que está en disonancia con su propósito subyacente. Por ello, en algunos casos, y cuando tenemos contexto adicional, tomamos decisiones basadas más en el espíritu que en la letra de la política.

Todos en Facebook desempeñan una función para mantener un ambiente seguro y respetuoso en la plataforma. Pedimos a las personas que compartan contenido de forma responsable y que nos avisen si ven algo que podría infringir nuestras Normas comunitarias. Simplificamos el modo en que pueden reportar contenido potencialmente transgresor, incluidas páginas, grupos, perfiles, contenido individual o comentarios, para que podamos revisarlo. Asimismo, ofrecemos la opción de bloquear, dejar de seguir u ocultar personas y publicaciones para que las personas puedan controlar su experiencia en Facebook.

Las consecuencias de infringir nuestras Normas comunitarias varían en función de la gravedad de la infracción y del historial de la persona en la plataforma. Por ejemplo, la primera vez que una persona infrinja las normas, podemos enviarle una advertencia, pero si continúa infringiendo las políticas, podemos restringir su capacidad para publicar en Facebook o inhabilitar su perfil. También podemos avisar a las autoridades locales si creemos que existe riesgo de daños físicos o amenazas directas a la seguridad pública.

Nuestras Normas comunitarias, que seguiremos perfeccionando en el transcurso del tiempo, son la guía para saber cómo comunicarnos en Facebook y con este fin les pedimos a los miembros de la comunidad de Facebook que las sigan.

FUENTE: Facebook