LA CORTADORA DE PAPAS de McDONALD’S

Hací­a muchos años que un hombre trabajaba en Mc Donald’s, donde elaboraba los productos que ahi venden.

Un dí­a le confesó a su mujer que estaba poseí­do por una terrible compulsión: un impulso incontrolable de meter su pene en la cortadora de papas.

Espantada, la esposa le sugiria que consultara con un Psicólogo.

El marido prometió que lo pensarí­a, pero continuó repitiéndole y repitiéndole a la esposa lo mismo, hasta que ella, aburrida, un dí­a le dijo:

-¡Pues basta, mételo en la cortadora de papas y no fastidies más, es tu problema!

Al dí­a siguiente, el marido llegó a casa cabizbajo y profundamente abatido.

-¿Qué pasó, querido?, le preguntó la mujer, preparándose para lo peor.

-Te acuerdas de mi compulsión de meter el pene en la cortadora de papas?

– ¡Oh, no – gritó la mujer – no me digas que lo hiciste!

– ¡Sí­, lo hice!

– ¿Oh Dios, y qué te pasó?

– Me despidieron por exhibición obscena en área laboral… – respondió el marido.

– ¿Y,… como te quedó el pene?, la cortadora de papas te lo lastimó mucho?

– No!,… a ella también la despidieron.

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.