HUMOR: Doña Crimilda, una viejecita de 80 años…

Doña Crimilda, una viejecita de 80 años de edad, cansada de la vida por tantos años de lucha y de trabajo, decide suicidarse.

Una Tarde, encontrandose su nieta estudiando, Doña Crimilda le pregunta:

– Mijita, ¿sabras decirme donde me queda el corazón?

– Abuelita, a dos dedos por debajo de la tetilla izquierda.

Doña Crimilda, sin pensarlo dos veces, toma desaforada y decidida, un cuchillo de la cocina y se clava una puñalada en la rodilla izquierda.

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.